¿Es posible relajarnos delante de momentos decisivos?

De seguro alguna vez ya te encontraste mega preocupada con una decisión que necesitabas tomar y al analizar tus opciones e sus posibilidades de casi decidís al toque y con firmeza, bueno hay gente que en ese momento de decisión se pierde un tantito y eso como te lleva a un estado de estrés, ansiedad etcétera.

Por ejemplo, qué decir en una entrevista de trabajo, ¿ser frías o demostrar emoción? ¿Hasta que punto uno u otro? Cuando necesitamos seguir proyectos de vida, decisiones personales ¿Qué criterios debemos usar? ¿Será que el famoso seguí lo que tu corazón manda funciona de verdad?

Tomar una decisión generalmente produce una gran angustia y en consecuencia ansiedad extrema, y es necesario poder alcanzar el autocontrol, mantener la calma y lucidez delante de momentos decisivos. Muchas personas, se pierden, se bloquean y no consiguen funcionar, algunas por el miedo de equivocarse y otras por inseguridad.

Haciendo recuento de lo que aprendimos de nuestros padres durante nuestra infancia, donde siempre nos decían que mantengamos la calma ante situaciones frustrantes o preocupantes, no es raro encontrar personas que saben qué debemos hacer para mantener la calma y como tener el control de la situación.

Es así como la mayoría de las personas crece, madura en otros puntos, pero tiene la duda de “sé que tengo que mantener la calma, ¿pero cómo lo que hago eso?” Y con el paso del tiempo, las inseguridades, el miedo y el fracaso al intentar autocontrolarnos, acaba controlándonos y llegamos a extremos que solo pensar en aquel asunto nos hace sudar frío y no nos deja dormir en paz.

Si no conseguimos mantener el foco, seguras y calmadas delante de un momento decisivo, perdemos la visión del todo y no conseguimos analizar la situación, los pros, los contras y todas las posibilidades que tenemos si tomamos una u otra decisión. Y por lo general tenemos la tendencia a escoger impulsivamente sin haber pensado bien las cosas, reaccionamos sin tener nada claro y las chances de errar son gigantes.

Pero la buena noticia es que es posible entrenarnos por así decirlo para que podamos mantener la calma delante de estos momentos, aquí tenemos unos tips esenciales:

  • Pensar en alternativas de acción
  • Planear ideas con antelación
  • Aprender tipos de respiración de relajación
  • Entrenar la mente para mantenerse enfocada
  • Anotar ideas y organizarse por escrito
  • Conversar con alguien neutral sobre el tema
  • Observar como as otras personas son capaces de lidiar con paciencia y disciplina
  • Importante recordar que además de estos tips, el proceso psicoterapéutico puede ser de gran ayuda.

Pero lo principal de todo es aprender a autocontrolarse, recordar que si una no puede por sí sola, la ayuda de un sicólogo o terapeuta debe ser bienvenida.