La fiebre de las monedas digitales. ¿Vale la pena arriesgarse?

En este artículo te daremos una idea de si vale la pena o no hacer una inversión en criptomonedas.

Si nunca escuchaste hablar o no tenés la mínima idea de lo que es una criptomoneda, entonces antes de continuar leyendo este artículo da una investigada, porque no es algo muy sencillo de explicar en pocas palabras, tanto en lo que respecta a la parte técnica como las forma que esto afectará a todo el sistema económico mundial.

Si ya investigaste un poquito sobre el tema, y leíste y releíste, y acabaste no entendiendo un pito, entonces la cosa es simple: no inviertas. Nunca inviertas en nada que no podés explicar y entender en una sola frase.

Ahora si entendiste alguito de lo que es la criptomoneda, y te quedaste entusiasmada con las historias de gente que se volvió millonaria comprando bitcoin y querés invertir en esto, entonces este artículo te va a poder dar una manito.

En pocas palabras el valor de un bitcoin u otras monedas digitales está relacionado a leyes simples que rigen cualquier mercado, o sea, oferta y demanda. Mucha gente queriendo comprar hace que el precio suba y mucha gente queriendo vender hace que el precio baje. El momento en el cual vivimos ahora en relación a las monedas digitales, en especial el Bitcoin es pura especulación. Con participantes importantes influenciando fuertemente la oscilación del precio.

En los últimos años el precio del Bitcoin subió muchísimo, y el factor principal para que esto suceda es que se volvió muy popular, ya que muchas personas se sintieron atraídas a volverse millonarias rápidamente. Hacerse millonaria del día a la noche, ¡quién no querría! Por eso todo el mundo comienza a comprar y el precio comienza a subir, pero como dice el dicho  “Ningún árbol puede crecer hasta el cielo” o sea en algún momento quién compró va a querer vender para obtener una ganancia y cuando todo el mundo comienza a vender, el precio comienza a bajar, ahí todo el mundo tiene miedo de perder plata y comienza a vender haciendo que el precio baje más rápido aún.

En el mundo de la renta variable esto es muy común, y esas subidas y bajadas de precio muy rápidas se llama volatilidad. Cuando el precio cae demasiado muchas personas piensan “está barato, voy a comprar” e es ahí que el precio comienza a subir cuando todo el mundo se entusiasma y comienzan a comprar, y así el ciclo se repite continuamente.

Si querés participar de esa emoción y aún no estás acostumbrada a ese sistema de renta variable, lo máximo que vas a estar haciendo es una apuesta, un juego. Vos comprás hoy esperando que en el futuro valga más para que puedas vender y tener una ganancia. Simple y rápido. Cuanto más bitcoins comprás, mas ganancia vas a tener en caso de que valorice, pero sucede que también las monedas digitales pueden desvalorizarse y todo el dinero invertido se puede perder, por eso si realmente querés entrar en este juego sin conocer mucho aparta un dinero que no te va a hacer falta. Tené conciencia de que estarás apostando y no invirtiendo y en este caso las chances de ganar o perder son completamente aleatorias.

¿Vale la pena comprar bitcoins u otras monedas digitales? En mi opinión vale la pena solo si sabés administrar el riesgo que representa, colocando solamente una cierta cantidad de dinero que no te va a hacer falta en caso de que las cosas no salgan como lo esperabas. También es importante estudiar sobre el tema y acompañar el mercado diariamente para que puedas entender cómo funciona en la práctica. Para cada moneda existen impuestos que deben ser pagados para poder comprar, vender y cambiar, billeteras electrónicas para guardarlas, sistemas complejos de contraseñas para mantener tus monedas seguras.

Existen hackers que quiere robar tus monedas, manipuladores de mercado que inducen cambios en el precio con muchísima rapidez, falta de reglamentación, o sea, muchos gobiernos todavía no definieron sobre la legalidad de las criptomonedas y no tienen como proteger a ese mercado de personas malintencionadas.

Invertir en monedas digitales a pesar de ser accesible a tu bolsillo, principalmente cuando lo comparamos a otro tipo de inversiones, no debe ser tratado como un simple juego de apuestas. Estudiá, informate, investigá, conversá con otras personas, tené conocimiento total antes de meterte de lleno en esto. Si no entendés, si tenés dudas al respecto de la legalidad de esto, o no estás dispuesta a pensar en esas cosas, no hagas nada. Acordate de mantenerte siempre atenta y desconfiá de todo aquello que te prometa ganar dinero fácil, porque eso no existe, principalmente en el mundo de las criptomonedas.