Narcisos, cómo cultivarlos

Los narcisos generalmente se los puede encontrar en blanco, crema y amarillo. Las plantas adaptadas al clima tropical normalmente tienen floración en blanco o amarillo puro y son muy perfumados.

Las flores se producen directamente del bulbo produciendo 8 pétalos que protegen a otra flor bien en el centro, formando un tubo pequeño, que muchas veces puede tener un color diferente. Plantados en canteros dan al lugar un aspecto campestre encantador. Su cultivo es súper sencillo y no necesita cuidados especiales.

Por lo general los narcisos florecen al final del invierno e inicio de la primavera, se lo puede plantar en cualquier época del año ya que se puede dejar el bulbo en letargo en el suelo, ya que este no muere.  Por lo general esta planta prefiere los climas fríos.

La luminosidad indirecta y abundante es la ideal para esta planta, pero también puede crecer en la penumbra o en el sol directo, aunque la floración se puede ver afectada.

Cómo plantarlos. Como hablamos los narcisos son plantas de bulbos, si se los va a plantar en plantera enterrar el bulbo a una profundidad de 3 veces el tamaño del bulbo. Colocá la plantera en un local bien iluminado, pero donde no le dé el sol de pleno. Es preferible usar planteras de boca ancha y no demasiado profundos, en el caso que sean plantados más de un bulbo mantener una distancia de 10 cm entre cada uno.

La mezcla de tierra para plantar los narcisos tiene que ser rica en materia orgánica, prepararla con 1 parte de tierra común de jardín, 1 parte de tierra vegetal y 2 partes de compost orgánico.

Luego de plantar los narcisos y así que comience la floración, esparcir un fertilizante a base de potasio y fósforo, pero con nivel de nitrógeno bajo para mejorar el follaje y evitar la proliferación de hongos. Se recomienda el uso de harina de hueso y de superfosfato.

El narciso también produce bulbos hijos y al final de la floración podés separarlos para plantarlos nuevamente.  Regar sin encharcar, una vez por semana  observando se el suelo está superficialmente seco.

Plantá tus narcisos y disfruta de su belleza y aroma.